Exresidentes

Dr. Carlos Siri Adema Decano de la Escuela de Medicina de la UCIMED

“Miravalles fue mi segunda casa”

Soy de El Salvador y al llegar a Miravalles pronto descubrí que mis amigos extranjeros y algunos que provenían de zonas lejanas de Costa Rica, traíamos en la valija muchos sueños e incertidumbres. Nos unimos bastante para apoyarnos mutuamente: era una época en que la comunicación no era inmediata como lo es ahora. Siempre me sentí acogido y en familia. Había oportunidad para crecer espiritualmente. Logré meter en mi pensamiento la posibilidad de mi santificación por medio de mi labor diaria bien hecha en el ámbito de la medicina.

Miravalles nos aportó organización en nuestras vidas, responsabilidad con nuestros deberes y respeto por los demás, tolerancia al compartir en convivencia. No faltaban los sitios para estudio individual y grupal, hacer deportes en nuestra cancha de fútbol, de vez en cuando darnos una escapada y visitar algún lugar bonito de Costa Rica. También pudimos participar de algunas obras sociales en beneficio de familias de escasos recursos. Las tertulias eran muy divertidas y como éramos de muchos países, los temas eran muy variados.

Daniel Chaves Avilés VP en Citibank de Tesorería Corporativa para Latinoamérica

“En Miravalles aprendí a estudiar”

El ambiente de estudio te penetraba la piel. Yo venía de un colegio público rural –Quepos–, donde la exigencia académica era baja. Llegar a la residencia y ver a todos los otros muchachos con tanta disciplina metiéndole ganas al estudio fue fundamental y me ayudó a nivelarme rápidamente. El mensaje de San Josemaría me acompaña siempre. Todos los días ofrezco a Dios mi trabajo y considero que mi éxito laboral ha sido una linda consecuencia de este mensaje. Si voy a ofrecerle a Dios mi trabajo tiene que ser lo mejor según mis capacidades y hacerlo con amor.

En Miravalles hice amistades para toda la vida, se vuelve como una hermandad. Tantos recuerdos de mejengas de fútbol y básquet, las bromas, las carnitas asadas algún domingo. De anécdotas podría hacer un libro… ¡qué buena época! Las tertulias diarias fortalecían los vínculos de amistad en la residencia y las visitas de invitados fueron súper importantes para complementar la formación académica y los valores. Un recuerdo muy grato que tengo fue de un campamento de trabajo que fuimos a Diriamba, en Nicaragua, a iniciar la construcción de unas aulitas de preescolar. Fue una experiencia que me abrió los ojos y se quedó para toda la vida.

Ing. Frank Moya Martínez Presidente de Frank Moya & Asociados

“Miravalles realmente fue un hogar para mí”

Miravalles fue algo que Dios puso en mi vida: mi personalidad encontró respuestas positivas a dudas existenciales que tenía de joven. Tengo muchos recuerdos de Miravalles. Hice amistades de por vida y me formé intelectual, cultural y espiritualmente. Las tertulias cotidianas entre residentes fueron ese apego que se tiene solo con una familia.

Me acuerdo especialmente de las tertulias culturales, con personalidades políticas, o del ambiente intelectual de nuestro país. Esas tertulias con personalidades siempre eran súper interesantes. Recuerdo con cariño una tertulia con don José María Figueres y doña Rossana Méndez de la tienda Saúl E. Méndez Costa Rica.

Dr. Juan Pablo Unfried Triatlonista e investigador posdoctoral en CIMA, U. de Navarra

“Miravalles me sacó de Costa Rica”

Miravalles era una segunda casa, un lugar al cual me ilusionaba volver tras el cansancio del día. Mi lugar favorito: la sala de estudio, porque se estudiaba bien pero sobre todo porque daba la sensación de que hacías tus tareas en grupo. Recuerdo lo difícil que era llegar a mi habitación al final del pasillo porque me distraía por el camino hablando con tantos buenos amigos. Recuerdo hacer los belenes en Navidad, lo trabajadas que estaban las celebraciones por la Administración, los proyectos de ayuda social en Talamanca y Nicaragua…

Si el colegio científico me sacó de San Carlos, Miravalles me sacó de Costa Rica. Discutir oportunidades que luego me cambiarían la vida, conocer gente muy interesante que logró llegar muy lejos desde principios muy humildes y cómo me motivaron a querer luchar por algo parecido. Le debo a Miravalles una parte muy importante de mi decisión de salir del país a seguir mi sueño de ser investigador científico.

Dr. Oscar Alejandro Murillo Quesada Encargado de la Unidad de Coordinación Externa de la Calidad de Medicamentos, CCSS

“Miravalles me motivó a emprender”

El mejor recuerdo que tengo es la paz y tranquilidad que se sienten en la casa y el trato tan carismático de todos los que conviven ahí. Sumaría también los campamentos de trabajo, el Programa de Desarrollo Profesional (PDP) y el Congreso UNIV en Roma. Conocí de forma cercana a mucha gente de gran trayectoria y aprendí mucho de su experiencia. Me gustaban mucho los ratos amenos después del almuerzo y cena donde se discutían de temas de nuestra realidad nacional, pienso que era una buena forma de interesarse en el día a día de los estudiantes y pasar un buen rato.

Miravalles me ayudó a perfilar mis metas, a balancear una carga fuerte de estudio con una vida integral, me permitió conocer grandes amigos, me motivó a emprender mi negocio familiar, a viajar, a seguir estudiando hasta el doctorado que curso actualmente. Ha impactado en mi liderazgo como jefe y emprendedor, a cuidar mis amistades y a hacer crecer al personal a mi cargo en lo profesional y humano. También me permitió comprender de cerca la vida y obras de San Josemaría y me enseñaron firmeza y valores como si fueran mi propia familia.

Dr. Wilman Rojas Dirección Regional Servicios de Salud Región Huetar Atlántica, CCSS

“Miravalles marcó mi personalidad”

Miravalles significó mucho en mi formación como persona y profesional. Las diferentes actividades de convivio y formación espiritual marcaron el carácter para enfrentar la vida profesional. En las tertulias podíamos escuchar las diferentes experiencias de los residentes y los invitados que participaban. También recuerdo las actividades deportivas, las actividades sociales que se organizaban para los cumpleaños y otras fechas importantes.

Miravalles marcó mi personalidad como líder y me dio las herramientas en valores y principios para enfrentar los obstáculos en la vida laboral y personal. Recuerdo muchos invitados y lo importante que fue compartir con ellos. Personajes de la política, deporte y artistas. Fue muy significativo conocer de cerca grandes líderes: Franklin Chang Díaz, Jeaustin Campos. Escritores, profesores universitarios y pintores, enriquecieron mi formación académica como estudiante universitario porque me brindaron una formación integral.

Wilman
Luis Diego

Luis Diego Vásquez Encargado de Operaciones para México en Johnson Controls

“La mayoría veníamos de zonas rurales”

Miravalles era un lugar de convivencia donde sentíamos apoyo y seguridad para el nuevo reto que se nos presentaba y que parecía inmenso: “la U”. La mayoría veníamos de zonas rurales y muy jóvenes. Recuerdo las tertulias de actos para los cumpleaños. La pasábamos muy bien y también aprendimos la importancia de darnos a los demás, compartir y fomentar la amistad.

Definitivamente Miravalles sumó mucho en mi vida, tanto en la parte académica como espiritual. Reafirmar la fe y descubrir que el estudio era medio de encontrar a Dios, fueron cosas que marcaron mi vida.

 

¡Te invitamos a unirte a nuestros programas!

contactos@cumiravalles.org
(506) 2224-6165 | (506) 2225-5507
Carretera a Sabanilla, 125 metros al Este de las Instalaciones Deportivas de la Universidad de Costa Rica. San José Costa Rica

[wpforms id=”1454″]